Metrobús, el Estado pelea por recuperar su plata

0

El metrobús, que acarreó dolores de cabeza a cientos de comerciantes, miles de choferes, ciento de miles de usuarios del transporte público y a vecinos en general, ahora está concentrado en embarrar la cancha al Estado que, contra viento y marea, se dispone a recuperar el dinero invertido en algo que solo puso de mal humor a medio mundo.

El gobierno anterior adelantó buena plata para construir lo que desde el principio fue un caótico proyecto vial y que desde el vamos puso los nervios en punta a los comerciantes de entre quienes varios quebraron. La idea era construir un corredor para los transportes de pasajeros que lejos estaban de ser más cómodos, seguros y rápidos que los que hoy están en servicio.

Las quejas contra los problemas acarreados por el insólito proyecto no terminaron a lo largo de un par de años, aún así el gobierno anterior se puso duro a favor de la construcción a cargo de la empresa portuguesa Mota Engil, que tampoco trabajaba con la eficiencia con que debe encararse en una arteria de alta circulación.

Después de la interminable y anárquica obra a cargo de la empresa portuguesa.

La obra fue suspendida y recientemente el MOPC procedía a poner la ruta Mariscal Estigarribia entre Fernando y San Lorenzo de tal manera que el tráfico de nuevo sea normal, como antes, mientras en gabinete los asesores y abogados del gobierno tienen clara la película, esperan que el Estado recupere el dinero pagado a la empresa europea, algo más de 40.000 millones de guaraníes.

Sobre las gestiones de cobro por parte del Estado a las reaseguradoras respectivas hoy se puso ante la audiencia de Radio Nacional del Paraguay el Procurador General de la República, Sergio Coscia quien explicó los fundamentos de la posición paraguaya.

«El Estado paraguayo no puede dejar de ejecutar sus garantías porque estaría perdiendo derechos. Existen plazos, ejecuciones que ya se están llevando a cabo y si frenamos, si dejando vencer algunos plazos, podemos perder la garantía y estar ocasionando un daño al Estado», explicó el procurador a la emisora del Estado.

Agregó que «el fallo es de cumplimiento imposible ya que va en contra de normas de orden público y cuando una resolución va en contra del orden público se vuelve nula».

El equipo del Estado paraguayo se mantiene firme en su postura de cobrar hasta el último centavo y todo hace presumir que así se habrá de dar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here