Día de la madre: Policías atraparán a desobedientes

0

El Día de la Madre, 15 de mayo, será otra prueba de fuego no solo para quienes en cuarentena intentarían violar las normas establecidas para estar con la mamá tan siquiera un rato, idea que no es del agrado del ministro del Interior que tiene presto a los policías en la vía pública para atrapar a los desobedientes.

Para Euclides Acevedo, entrevistado esta mañana en el Palacio de gobierno en el marco del austero festejo realizado en conmemoración de las fiestas patrias, la gente viene cumpliendo con las exigencias de la cuarentena y que el rigor aplicado ayuda a no empeorar los efectos del coronavirus sobre la población tal como, por ejemplo, experimental los brasileños y norteamericanos en sus respectivos países.

Con su notable retórica, el ministro dijo que reconoce el esfuerzo del ciudadano quedando en casa, que no es un esfuerzo menor, el de recluirse por más de dos meses, pero que en ese sacrificio se fundamenta el éxito que Paraguay está alcanzando ante el virus que manda contra las cuerdas a toda la humanidad.

Con todas las fuerzas del amor de hijos, los abrazos y los besos virtuales a la mujer más buena del mundo. Desde la pantalla el “te amo, mamá, hoy y siempre”.

Por si las moscas, por si haya algún cristiano que se crea más listo de lo que es, el ministro dejó entrever que sus agentes policiales están ansiosos de echar el guante a los que se atrevieran a romper con las normas establecidas desde el Ministerio de Salud Pública y Bienestar social.

Para tal efecto las patrulleras estarán en las calles, plazas, barrios haciendo exactamente lo que la ley permite en esta larga emergencia sanitaria.

“Pe pyta pende rogape”, dijo una vez más el ministro quien recomendó saludar a las madres desde la pantalla del teléfono, la computadora o del tablet, que ya llegará el momento en que los abstemios de abrazos, que somos todos, vuelvan a besar a las mujeres más buenas del mundo y que felizmente están vivas. No hay mal que dure cien años, dice el adagio, vendrán tiempos mejores para empaparnos de amores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here