“Pongámonos la Albirroja contra el coronavirus”, dijo Marito

0

Al tiempo de señalar que las autoridades hacen todo lo que esté a su alcance para evitar el flujo de personas a través de los 700 kilómetros de frontera con el país, el presidente de la república volvió a recomendar a la población que todos sean cuidados y respeten las normas sanitarias, “Pedimos paciencia que seamos tolerantes y que todos nos pongamos la camiseta de la Albirroja para contribuir con ese gran trabajo de contención que está dando resultados”.

El primer mandatario, como se volvió costumbre, el primer tema abordado con sus colaboradores inmediatos encabezado en este caso por el ministro Julio Mazzoleni, es el programa de contención de la pandemia.

La cuarentena en los cuarteles militares se viene cubriendo con recursos propios de las FFAA.

Esta mañana, temprano, Mario Abdo Benitez destacó el papel clave que está cumpliendo la cuarentena obligatoria en albergues de los compatriotas que ingresan al país en evitar la propagación comunitaria del coronavirus. “Si el trabajo en los albergues no se hubiera hecho con los connacionales que ingresan, esto ya hubiese estado totalmente descontrolado”, afirmó.

En este orden, durante la charla mantenida en la víspera en Caaguazú con los periodistas dijo que los alberges instalados en los cuarteles militares cumplen un papel de alta y decidida importancia para la contención del coronavirus, que mediante estas infraestructuras las personas alojadas se recuperan y vuelven a sus casas. Remarcó que ante el éxito logrado en los cuarteles considera la posibilidad de coincidir con el ministro de Hacienda invertir en esta necesidad ya que hasta ahora todo se hace con recursos propios de las FF. AA.

También hizo referencia al control que pudo haber sido anárquico en cuando al ingreso de los connacionales sobre todo desde Brasil donde el foco del coronavirus se amplió a niveles insospechados. El presidente expresó su solidaridad con el gobierno y pueblo brasileños ante esta difícil situación. En su mensaje, el mandatario también expresó su apoyo a Argentina, Bolivia y Uruguay.

El rigor, dijo, aplicado en el marco del programa de emergencia sanitaria hizo posible que actualmente no se tenga pacientes afectados por coronavirus en salas de terapias intensivas.  “El gran trabajo se viene realizando fuera de los hospitales: en los alberges y en el control fronterizo”, acotó el presidente.

Se están construyendo protocolos en caso de que se registre un aumento en la cantidad de ingresos de paraguayos provenientes del extranjero pero adelantó que la reapertura de la frontera y el reinicio de clases serán las ultimas determinaciones que tomará el Ejecutivo, atendiendo a que son los dos focos de peligro tanto de ingreso como de propagación del virus.

El presidente admitió que controlar los 700 kilómetros de frontera con Brasil no es fácil, “pero estamos haciendo un gran esfuerzo” y aprovechó la ocasión para felicitar el compromiso de todos los sectores involucrados en la lucha contra el virus.

En dicho contexto, elogió el trabajo del Ministerio Público para poder generar una contención y acciones más eficientes con todos los connacionales que están queriendo venir a Paraguay luego de haber perdido sus puestos laborales a causa de la covid-19.

Por último, el presidente volvió a enfatizar que “Lo último que vamos a hacer es la apertura de la frontera y la apertura de las escuelas y colegios porque esos son los dos focos donde son más vulnerables, donde hay mayor posibilidad de que haya ingreso de un virus más fuerte”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here