Firme apoyo de Marito a la gestión de Mazzoleni

0

El presidente de la República, Mario Abdo Benitez, metió la daga hasta el mango en defensa de Julio Mazzoleni, ministro de Salud Pública ante la “vapuleada” a la que sectores interesados le someten por la importación frustrada de insumos médicos. Bajó su siete de oros en defensa del profesional médico, hoy secretario de Estado, “quién podía haber estado en su consultorio ganando 20 veces más que siendo ministro”, dijo esta mañana en Encarnación. Alentó que “vayan presos” los que quisieron aprovecharse del dinero público en tiempos de pandemia.

El presidente y el ministro de Salud estuvieron temprano esta mañana en la capital del séptimo departamento para un acto inaugural en el Hospital Regional.

“Alguna vez sabremos la verdad las cosas se hacen, a veces, de acuerdo a intereses personales que general envidias. La democracia debe funcionar por sobre las individualidades. Me comprometí con el pueblo dejar un país institucionalizado”, sorprendió el presidente con un discurso fuerte, candente, en medio del fresco mañanero.

Habló de que nuestro país puede hacer frente a sus necesidades, a sus urgencias, “lo demostró en esta crisis que vivimos, nuestro sistema de salud no se puede comparar con el de Estados Unidos, Alemania, Italia, España, Brasil, pero el paraguayo se unió y asumió con responsabilidad un desafío”.

“El Covid-19 nos enseñó muchas cosas – siguió reflexionando el presidente Abdo – y lo que más nos enseñó es que no hay murallas altas que nos salven, no hay billeteras que nos diferencien y que no hay potencia instalada que pueda vencer un desafío si no hay un convencimiento y un protagonismo de la gente”.

“Vimos en imágenes trágicas de países lejanos y vecinos, donde , sin hacer juicio de valor, optaron por una sociedad se vieron envueltos en el consumismo. Algunas sociedades que optaron por la economía y se olvidaron del ser humano, el principal valor. Y aquellos que quisieron priorizar su economía perdieron las dos cosas, su economía y las vidas. En algunos lugares (hay) 20.000 o más muertos”.

“El Paraguay se unió y salió victorioso. En la Guerra del ´70, nos salvamos por unirnos. Pero nosotros nos encargamos de autodestruirnos. En la pandemia nos unimos. El pueblo fue disciplinado. Es emocionante ver ollas populares. El paraguayo que no olvida el amor al prójimo. La solidaridad”.

Y el presidente fue al cuerpo:

“¿Sabés por qué, ministro (dirigiéndose a Julio Mazzoleni) la gente te ataca?, porque muchos dicen que vas a ser candidato a presidente de la República, porque nadie cree que un burócrata público tenga el 98 % de aceptación de la ciudadanía, eso asusta a muchos. Porque la burocracia pública tiene que ser destruida. Porque disputamos la influencia con otros sectores, con otros poderes fácticos (…). Que cada uno busque su sitio, pero sin manipular y siempre en defensa de la verdad, de hablar con justicia, de buscar un canal de comunicación donde el centro sea la reconciliación que será mucho mejor para nuestro país”.

“Si nosotros tenemos que asumir una verdad que no nos gusta, asumamos y que actúen las instituciones, pero que hablemos con la verdad”.

Al final de su discurso volvió a reconocer la fortaleza y el servicio del ministro de Salud, “hoy vapuleado”, en vez de estar en su consultorio ganando a lo mejor “20 veces más que siendo ministro. No esperes aplausos, Julio, de nadie. Tranquilidad de conciencia, eso es lo único que vale. Y el tiempo. Y la fuerza suprema de nuestros actos en la historia”, se dirigió a su colaborador.

UNO EN TERAPIA INTENSIVA

Mario Abdo Benitez también se refirió a un camionero que ingresó al país manejando el transporte y que se había contagiado en el exterior. Esta persona, dijo, está internada en terapia intensiva en Asunción. No fue contagiado aquí.

“Hasta ayer no teníamos ni un solo paraguayo en terapia intensiva, eso es mérito de todos. Hoy es reconocido nuestro país en el mundo. El triunfo lo hacemos entre todos, por supuesto por la gloria de Dios, que nos bendice. Esta batalla todavía no se ganó. No. Debemos cuidar todo, a los empleos. Y asumimos un riesgo para avanzar en la cuarentena inteligente. Sabemos que hay que esperan que la cuarentena se desborde para atacar al gobierno”, dijo, firme, el primer mandatario.

Recomendó no bajar la guardia, que se continúe respetando las medidas sanitarias.

Se refirió a la importación abortada de insumos médicos: “Si alguien intentó robar al Estado que vaya preso. No apañaremos a nadie. Para eso está la Justicia, que hable con libertad, independencia y coraje. Y vamos a respetar como demócratas que somos. Y miremos al mismo tiempo la buena voluntad de mucha gente que enorgullece a todos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here