Ante el peligro, la calle vuelve a ser de la Policía

0

La suma de casos positivos de manera no habitual en los últimos siete días hizo pestañear la luz roja en la consola de control del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social por lo que, tras una reunión cumbre del Ejecutivo entre el presidente y los ministros de esa cartera y del Interior, las fuerzas públicas volvieron a las calles a controlar, con el mismo rigor de la primera fase, la circulación de personas.

La aparición de los contactos sin nexos quizás haya sido el principal detonador que puso en actitud vigilante a los guardias vestidos de blanco cuando la conducta ciudadana se tornaba laxa suponiendo que el peligro ha pasado.

Inusitado reflotamiento de casos de covid-19 vuelve a los controles rigurosos de la policia.

Entre el 25 y el 30 de mayo el pico de casos positivos de coronavirus pegó tal salto que el “covidgrafo” actuó del mismo modo alterando el frágil reposo del virtual e imaginario “aparato” de medición.

A fines de la semana pasada, el presidente Mario Abdo Benitez, y los ministros Julio Mazzoleni y Euclides Acevedo mantuvieron una reunión a los efectos de considerar estrategias y tácticas que protejan la salud ciudadana ante el crecimiento de casos positivos en general y los conocidos como “sin nexos”, en particular.

Así, pues, los retenes policiales volvieron a aparecer en Asunción, Luque, San Lorenzo, Capiatá, Luque y Ciudad del Este, zonas dónde los casos positivos pegaron un salto llamativo en los últimos días.

La intención es volver al riguroso control de cumplimiento del protocolo sanitario. El uso de tapabocas y el distanciamiento social son las principales normas exigidas por el MSPBS como parte de fase II. El fenómeno adverso mencionado se produce cuando se venía levantando de modo gradual las medidas sanitarias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here