Juliette, ¿la autoridad ante un secuestro fracasado?

1

Por Efraín Martínez Cuevas (*)

¿Antojos?, ¿arrebatos de optimismo y anhelos?, puede ser, como también es factible que efectivamente Juliette Le Droumaguet Zapata, la francesita “Yuyú” de siete años de edad, esté viva y si es así a dos meses de su desaparición quedaría firme la sospecha de que está secuestrada por alguien al decir del mismo padre de la pequeña, así como por algunas manifestaciones laterales de la madre.

La publicación del diario Última Hora con la declaración del padre de Juliette.

El lunes 15 de junio se cumplen dos meses de la desaparición de la niña de la misma casa donde, aquella mañana del miércoles 15 abril, se hallaba en compañía de su madre y otras personas. La casa de donde desapareció es del inmigrante alemán Reiner Helmut Oberuber (57).

Juliette padece de una incapacidad motriz, había sufrido microcefalia, pudo caminar mediante la fisioterapia. Por sí misma es imposible que se pierda dentro de la propiedad de 29 hectáreas completamente cercada con tejidos si, por esas remotas posibilidades la niña haya salido detrás de dos cabras mascotas como desde el entornó se instaló en la opinión pública.

Si así fuera, ya se hubiera encontrado a la niña, viva o muerta en la propiedad, pero, detalle curioso, después se encontrarías las cabras a 10 kilómetros de la casa. Sería un milagro que la niña ande 10 kilómetros detrás de los mamíferos. Ya sería un prodigio que la niña camine todo el espacio alambrada de la propiedad.

Juliette Le Droumaguet, la niña desaparecida.

¿Si el sentido común se niega a aceptar tamaña versión por qué la policía, los fiscales, familiares y vecinos buscaron tanto dentro de la propiedad?; se supone que dicha facultad permite pensar en que la niña dada por muerta sus restos pudieron estar enterrados en algún lado de la propiedad.

¿Por qué, pues, se cree que a dos meses de su extraña desaparición Juliette podría estar retenida por alguien?  ¿con un fin chantajista y extorsiva de modo que ciertas personas, físicas o jurídicas, paguen ciertas sumas o bienes exigidos?, ¿Qué pague quién?

Stephane Le Droumaguet , padre de Juliette, francés, residiendo en Suiza, nombró un equipo de abogados para encarar la desaparición de la niña.

María Lilian Zapata, madre de Juliette.

En aquel país trabaja y hoy tiene con él a su hija mayor, Sharlot (10), que tras el suceso en Monte Pacará, Isla Alta, Emboscada, solicitó a la madre, Liliana, que esta, Sharlot, viaje Europa para que tampoco se “extravíe”.

Al nombrar a su equipo de abogados (Graciela Noguera Ibañez, Oscar Tuma y Alberto Manuel Poletti Adorno), Stephane envió un par de audios a medios de comunicación de Asunción en los cuales manifestaba su preocupación, paquete en el cual introdujo la figura del secuestro. El diario Ultima Hora publicó que la niña “fue llevada por alguien”, según el francés.

¿Qué más sabe el francés que prefiera mantener en reserva?, ¿algo quizás que Sharlot la haya confesado?, pero Sharlot es apenas una niña; sí, pero quienes la conocen de cerca afirman que es muy despabilada y sagaz.

Stephane Le Droumaguet, padre de Juliette.

Hagamos un punto y aparte y vayamos a la madre, a María Lilian Zapata.

Ella y Stephane se casaron en Paraguay, acontecimiento celebrado entre familiares y amigos con todas las pompas. Luego pasaron a vivir por ocho a nueve años en Suiza, donde él trabaja. Dos o tres años atrás ella dijo a su marido que extrañaba a los suyos y que quería volver a Paraguay. Además el clima de Paraguay hacía bien a Juliette no así el invierno de ocho meses de Suiza.

No solo eso, ella terminaría por confesar a Stephane que en Paraguay conoció a un hombre “muy bueno”, que está enamorada de éste y que quiere divorciarse de aquel. Muy a pesar suyo, el francés le concedió el derecho de separarse, aunque el divorcio todavía no se dio, y que él la seguirá ayudando hasta que muera por el amor que la profesa lo mismo que a sus dos hijas.

Reiner Helmut Oberüber, de su casa se perdió Juliette.

El hombre a quien se refería la paraguaya es Reiner Helmut Oberüber, de 57 años de edad, a quien Stephane no conoce al decir de este.

Para hilar mejor este caso es necesario saber que el francés y la paraguaya han vivido un corto tiempo en una casa que el marido adquirió en un condominio llamado “Tucán”, Emboscada. La propiedad comunitaria tiene 20 hectáreas. Dentro de la misma, el matrimonio Le Droumaguet Zapata  tiene unos 300 metros cuadrados donde está la casa. Un lugar desolado con apenas otras dos viviendas del condominio por vecinos.

Al volver de Suiza, Lilian y sus dos hijas ocuparon esa casa, distante a unos tres kilómetros del casco urbano de Emboscada. Un sitio casi desértico, de piedras y malezales que de vez en vez el abuelo de las niñas limpiaba.

Por seguridad Lilian y sus hijas se mudaron a un departamento, alquilado para el efecto, en el área semi urbana de la ciudad hasta donde llegaba de vez en vez el alemán Reiner, la alzaba en el coche y desaparecían por largas horas, quedando las niñas en el departamento, según versiones de vecinos.

Los abogados de las partes. Narváez defiende al alemán; Poletti, a la hija del francés.

La relación entre Lilian y Reiner, por efectos de la intensa pasión entre ambos, acordó vivir juntos en la casa ocupada por el alemán el condominio que él administraba y que estaba en sus comienzos (tiene alambrada perimetral con tejido, un portón principal de acceso, tres casas, en proceso de construcción, caminos elementales internos, etc. para vender a inversionistas alemanes).

En ese mundo se filtra que Stephane, el padre de Juliette y Sharlot, recibiría alguna herencia de parte de familiares de Francia ¿Pudo haber sido este el detonante de la desaparición de Juliette?, ¿la codicia de algún protagonista de ese entorno articuló alguna estratagema para alzarse con algún dinero que pueda proveer el francés?, ¿quiénes pudieron haber discurrido en semejante plan?, los investigadores estarían más cerca que lejos de aclarar las sombras de este episodio que tiene en vilo a todo el país.

La hipótesis no de un secuestro como se practicaba en los últimos años en Paraguay sino, hablando con cierto eufemismo, de una retención de la niña se hace más posible por las actitudes de la madre:

-Ella informó a la policía recién al día siguiente. Ya lo había hecho el director del colegio al que concurría Juliette, después de que la mamá de esta le dijera que la pequeña desapareció.

-En sus declaraciones a la televisión, cuyos vídeos se pueden ver en Internet, ella no se muestra desencajada como cualquier madre lo estaría en estos casos. Eso sí, repetía, que quien tenga a su hija que por favor la trate bien, que le dé de comer sano. Pareciera que ella sabe que Juliette ni está extraviada ni, mucho menos, muerta, sino retenida por alguien.

Transcendió que Lilian estaba molesta con algunos familiares porque estos se habrían apresurado a denunciar la desaparición de la chiquilla, ¿por qué se habría molestado?, ¿algún globo se pinchó?

El 19 de abril, cumpleaños de Lilian, hubo una sencilla celebración en la casa del alemán. Estuvo el papá de Lilian quien aportó unas comidas y gaseosas. Muy curioso que la madre esté con ánimos como para compartir entre los de su entorno estando la niña desaparecida.

Esta hipótesis toma cuerpo con las actitudes del alemán:

Que supuestamente rastreó el paradero de la niña con un dron y que, según testigos, habría dicho que no hay que preocuparse que la niña volverá.

Cuando la prensa con las autoridades llegan a la casa administrada por el alemán, Lilian y Reiner se veían muy tranquilos, sonrientes y hasta se abrazaban, como si estuvieran seguros de que no hay nada que ellos no estén controlando. No aparentaban desesperación como debería ser natural en estos casos.

Aquella mañana del 15 de abril Reiner, según se lee en Internet, salió de la casa dos o tres veces con la camioneta.

El entorno familiar de Lilian maneja el dato de que Reiner habría intentado volver a Alemania en los días en que Sharlot tomó uno de los tres vuelos humanitarios de aquellos días. Enterada la Fiscalía le aguó el viaje.

El mundo está lleno de engaños, expresa Desiderata. Eso lo saben los investigadores del caso. Sobre todo los fiscales Carlos Maldonado, Gedeón Escobar, Irene Álvarez y sobre todo la Fiscal General del Estado, Sandra Quiñonez, quien no deja de seguir de cerca los avances del trabajo de sus subordinados.

¿Hay engaños en esta trama?, seguro, igual o más que los administrados por el infiel con la pareja. Alguien si en este contratiempo no miente, calla, silencio semejante a la farsa, a la treta, al truco para llevar por otros caminos el asunto que preocupa a millones de paraguayos. Veremos qué hacen los abogados de las partes, Alberto Poletti, por el lado de la niña desaparecida y; Max Narváez, en defensa del alemán.

Y entre los engaños emerge la sospecha, cada vez más persistente, que Juliette está retenida, que su aislamiento se debería a que quien está en la depravada actitud de guardarla se encuentra desde el vamos como atrapado y sin salida y; además, ya que la idea del secuestro express se pudrió tempranamente por haber intervenido las autoridades fiscales y policiales.

(*) Periodista y escritor, calleypane@gmail.com

1 Comentario

  1. No tengo comentarios al respecto pero quisiera que me ayuden ,mi pregunta es si yo pague mi deuda hasta marzo,y luego salio una Res.luego de la pandemia donde ordenaban a los bancos financieras,cooperativas, que las deudas queden congeladas por tres meses marzo.abril ,mayo, y se pagaria a partir de fin de junio, sin embargo las cooperativas ya nos ponen en mora si no pagamos el 5 de junio aun si pagaste marzo ,me pueden decir si está bien

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here