Nuestra carne en mesas norteamericanas

0

El largamente acariciado objetivo de vender carne bovina al mercado norteamericano al parecer está a punto de concretarse. Se trata de un anhelo largamente acariciado por los productores, industriales y gobierno en general. El mejoramiento genético, la rigurosa trazabilidad aplicada en el sector y la paciencia aportaron lo suyo para llegar hasta donde hoy permitieron una charla entre el ministro Friedmann y el embajador Lee McClenny.

El twitter del embajador norteamericano en Paraguay.

Esta mañana, el ministro de Agricultura y Ganadería, Rodolfo Friedmann Alfaro y el embajador norteamericano en Asunción, McClenny, conversaron por medios virtuales sobre la exportación de carne a los Estados Unidos.

El twitter del ministro Friedmann.

La oficina de informaciones de la referida cartera de Estado informó en su página web que “hay avances positivos al respecto”, según el embajador estadounidense.

Por su parte este en su cuenta personal en Twitter que hoy se reunió con el secretario de Estado “sobre nuestra colaboración en su área específicamente sobre avances positivos en la gestión y requisitos de USDA para la exportación de carne paraguaya a los Estados Unidos”.

Por su parte, el ministro Friedmann escribió en su cuenta personal de Twitter que la cartera a su cargo viene realizando los trámites necesarios para remitir las documentaciones requeridas por los norteamericanos en consecución del proyecto de exportación.

Añadió que “están en puerta otros proyectos de cooperación” sin entrar en más detalles.

Entre tanto, en el sector privado, el mejoramiento de la hacienda fue notorio en los últimos 20 años que puso de lado a la famosa “costilla Santa Fe”, que hasta fines de la década de 1990 era buscada por los consumidores hasta en las carnicerías de Clorinda, Formosa y Posadas.

La carne paraguaya ganó la preferencia no solo de los exigentes asaderos compatriotas sino de rigurosos mercados de todo el mundo. En Chile los cortes paraguayos se venden a precios superiores en los supermercados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here