La encantadora casa de Bella Vista, Itapúa

0

No es Holanda, tampoco Disneylandia ni la escena de una de las obras de Dikens. Es Bella Vista, Itapúa, sobre la calle Ricardo Fischer casi Itapúa, la que no precisa número porque es la única casa con semejante encantadora fachada.

Lauro Fischer, el propietario, cuenta que la idea no surgió inspirada en las bellezas de la Alemania de sus abuelos sino en lo que observó andando por encantados lugares brasileños ocupados también por inmigrantes europeos.

Los Fischer Scheer. Ella atiende la librería en la casa; es corredor de agroquímicos; el niño, el más inteligente de la escuela.

Se inspiró en su niñez, en sus evocadas fantasías, en valientes caballeros y hadas madrinas, en infranqueables castillos medievales pero también, y mucho, de las universales entelequias platónicas.

Y allí, al amparo de semejante inventiva, un quimérico mundo no lejos de la esencial fantasía, el de las fiestas, de las coloridas celebraciones, de la Tierra como en el Cielo. Por eso es la tienda de los ensueños y de ese otro gran sueño que debe despertar, de la instrucción, de los cuadernos, los lápices, las crayolas y de los libros de textos.

Retomando, este vestigio de la Holanda de los molinos y tulipanes, de la dichosa y mágica ciudad de Wald Disney, de los pasajes de “Canción de Navidad” de Charles Dickens, ampara a la librería “Fi-Scheer” del matrimonio Fischer Scheer, una pareja con radiantes y edulcoradas alma de niños para quienes los duendes, las princesas y los coches de calabazas tiradas por coloridas mariposas existen no solo en sus corazones sino en cada rincón de este mágico sitio bellavisteño que bien vale descubrir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here