Que nunca llegue el “pico” y que un diario cierre el pico

0
138

La misión del Estado es proteger a la ciudadanía, reza la Constitución Nacional. Su misión es prever y, como parte de la prevención, advertir sobre los peligros que podrían sobrevenir. No tiene la bola de cristal para adivinar cuándo exactamente se dará una nueva pandemia ni cuándo se daría el pico de la que azota al país.

Nadie sabe a ciencia cierta cómo terminará el masivo ataque del Covid-19. La esperanza se concentra en el descubrimiento de una vacuna que ponga a salvo a toda la humanidad, entre tanto los esfuerzos colectivos se centran en alejarse de donde se podría dar el contagio.

El titular del diario Abc, hoy en su página web. Con tal de desorientar a sus lectores, todo vale.

En ese sentido, el gobierno, a través del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, cumple en poner al tanto a la población sobre la tendencia del virus en el país, así como practican todos los gobiernos del mundo, en tanto controla otros aspectos a su alcance – como el equipamiento de los hospitales y de los colaboradores de blanco – para encarar las exigencias diarias.

No puede adivinar si se dará el “pico” de infectados, solo advertir sobre las posibilidades.

Un diario, Abc, cuestiona que el anuncio del principal responsable técnico de la campaña sanitaria contra el Covid-19, el ministro Mazzoleni, no esté dando en el ojo como ese medio esperaba donde sus redactores se molestan porque el pico de la pandemia no se había dado en abril y porque ahora pasa para septiembre.

Menos mal que el pico no se dio ni en abril ni en mayo ni en junio y es de esperar que tampoco se dé en julio. Los menos fanatizados en la prensa entienden muy bien qué quiere decir el ministro Mazzoleni cuando habla de “aplanamiento” o “achatamiento” de la proyección del virus.

Es de esperar que en noveno mes del año tampoco llegue a darse el pico ni nunca. No cuesta comprender esta parte de nuestro tránsito en medio de un camino infectado de virus.

La ciudadanía no está cansada de no darse el “pico”, ella, sí, está agotada de la manipulación de la prensa por parte de irresponsables sin ideas claras sobre lo que es el compromiso colectivo para salir de esta calamidad que ya costó ciento de miles de vidas humanas en el planeta y 20 en Paraguay.