¿”Timorato”?; a ver, vamos por parte …

0
42

Abc dice no por haber construido democracia y dar testimonio de apoyo a la nación sino simplemente porque hay libertad de prensa. Hoy pone en tela de juicio la gestión del presidente de la república acusándolo de timorato.

Claro, para que Abc no acuse de timorato a un presidente de la república solo dos cositas deben darse: 1)- que sea el candidato elegido por el dueño del diario y 2)- Que las instituciones públicas sean una chorrera para los intereses publicitarios de los medios a su cargo. Si por la gracia de Dios consiguen unas ventajas como aquella de la telefónica, mejor, así todo sería paz y amor.

¿Qué entiende sobre el concepto timorato el editorialista del ex diario stronista?, ¿Qué el actual no sea como Wasmosy impulsado por el mismo Aldo Zuccolillo para acceder al cargo y con quien hizo una empresa de cables para la capital y alrededores?

Tiempos de azucarado idilio, de promesas de amor eterno del diario Abc a Alfredo Stroessner, hasta que este se cansó de tantas licencias solicitadas por el ferretero que este renunció a la relación y pasó a la vereda de enfrente. 

A lo mejor el diario nacido en la misma cuna colorada piensa que el gobierno no es timorato si, por ejemplo, toma las riendas del poder un tal Lino Oviedo (no, Raúl Cubas) con quién su director hacía rato que novilleaba en pos de algo gordo que solo ellos dos sabían, secreto que llevaron a la tumba, y que, infelizmente para ambos, el gobierno se fue al mazo siete meses después.

¿Un indeciso pudo haber entregado 11.000 viviendas sociales en 20 meses a igual cantidad de familias?, ¿quién superó ese record en menos de dos años: Wasmosy, Cubas, Lugo, Cartes? A lo mejor los de Abc, sobre todo su desinformado editorialista, no leyeron nomás las informaciones diarias publicadas sobre las entregadas de viviendas. Si quieren preguntar al presidente “timorato”, lo pueden encontrar hoy en el medio de la región Occidental donde está entregando viviendas a los indígenas.

¿Cuál es el perfil de un presidente según el atropellado escriba del diario del logo amarillo?, ¿el de alguien a quien se puede apretar con solicitudes de  liberaciones y ventajas varias para importar productos de ferretería desde Panamá para vender en una tienda de la calle Palma?, ¿un presidente que aplauda sus negociados con tierras rurales y urbanas?

Tiempos de amor y paz, Zuccolillo con Stroessner en el despacho presidencial. Su diario ahora, como el Estado no le da la codiciada mamadera, dice que el presidente actual es un “timorato”. Por lo menos si antes reconociera que Acero era tan chupamedias como cualquier presidente de seccional colorada, vaya y pase. 

Claro, se nota que el grifo está cerrado y, por tanto, nada ven de lo que el gobierno hace para construir caminos, rutas extensas tipo autopistas, puentes, asfaltados aquí y allá, túneles, viaductos. Desde luego, y se les comprende, publicar obras realizadas del Ministerio de Obras Públicas no caben en Abc, así como cuando Zuccolillo andaba peleado con Juan Manuel Frutos, el presidente de IBR (hoy Indert) porque este se negaba a cederle sus constantes pedidos, cosa bien sabida en los tres poderes del Estado; cuando, en Abc nada se publicaba sobre IBR.

No negamos nuestro deseo de saber de parte de Abc si de acuerdo a su archivo de más de 50 años qué gobierno hizo tantas obras públicas antes de cumplir dos años de trabajo. A lo mejor a nosotros se nos escapó ese importante detalle. Y el desafío es no solo para que nos diga el nombre de ese presidente que apareció en los últimos 31 años sino en los más de 200 años de vida independiente del país.

¿Un presidente “timorato” puede hacer tanto en tan poco tiempo?, solo es una pregunta para los que se hacen llamar periodistas del diario que durante diez años fue stronista a toda prueba, más que Juan R. Chávez, muchísimo más que Montanaro y Pastor Coronel.

La verdad que para dar resultados a veces es necesario no ser tan tímidos como, por ejemplo, para pagar una coima de diez millones de dólares de modo a obtener licencia para una empresa telefónica, tal como el mismo Zuccolillo admitió haber cometido.

La verdad es que hay que ser atrevido para actuar de ese modo siendo nada menos que el dueño y director de un diario. Si audaz y decidido se es solo ofreciendo coimas grandes y profundas como un océano,  no creemos que el presidente abandone la división en la que juega, en la de los “timoratos”.

Desde luego, como pierde credibilidad el grupo Abc procura recuperar audiencia pero ni con mil editoriales de la bajeza de hoy. Ya perdieron su extenso cuarto de hora. Pierden porque mienten, falsean la información, toquetea la dignidad de los demás porque todavía creen que su poder se basa en  120.000 ejemplares los domingos, como hace 40 años, que los políticos se empujarán por tomar un café con el dueño del diario, que, en fin, a todo lo publicado por el actual famélico diario de 44 páginas más uno o dos suplementos que nadie lee, hay que decir amén como desde cuando Stroessner bajó la cortina al pedigüeño Acero en 1978 hasta que en 1984 le cerró el floreciente negocio. Viven de glorias pasadas.

Dejamos para una próxima seguir analizando de cómo un presidente “timorato” viene capeando la pandemia, de cómo maneja el dinero público y de lo que dicen los diarios verdaderamente más importantes del mundo sobre la gestión de este “apocado” presidente así como la opinión de los organismos internacionales sobre el presente y el futuro inmediato de la economía del país, ¿Es tan timorato el editorialista de Abc que no replica al BID, al Banco Mundial, a la Comunidad Europea, al gobierno norteamericano que andan publicando por ahí que el actual gobierno paraguayo se ha ganado la credibilidad del mundo?

Y, finalmente, el editorialista del logo amarillo debería lavarse las manos con creolina antes de escribir falsedades sabiendo que el dueño del medio al cual presta servicios fue hábil saltador de vallas para hacerse de un imperio empresarial a la sombra de un dictador que durante diez años le ha servido para hacerse de sus bienes, “maratonista” que declaró, sin tapujos, que bajó 10 palos verdes, “que no se sabe donde fue”, para hacerse de licencia para una empresa telefónica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here