De “Azuaga Cué” al emblemático cine que hoy se quemó

0
37

Lo que fue alguna vez el concurrido cine Victoria y; hoy, una ratonera abandonada, en la esquina asuncena de Oliva y Chile, fue primeramente, en tiempos de Francia, una tenducha regenteada por las hermanas Azuaga, que llegaron a la ancianidad siendo solteras y sin hijos.

Dicha tienda fue adquirida por aquellos tiempos por el vasco Miguel Antonio Elourdy, que lo convirtió en la pulpería conocida como “Azuaga Cué”. Elourdy llegó a Asunción en 1820.

Elourdy también fue un solterón que con el tiempo fue un rico habitante de aquella dormida Asunción.

Funcionaba desde 1950. Aquí actuaba, entre otras luminarias, Luís Alberto del Paraná. El Cine Teatro Victoria, otro icono asunceno que desapareció.

José Domingo Uribe, un sobrino suyo, llegó a Paraguay en 1848 y se sumó a su negocio y lo mejoró sustancialmente. Seguía llamándose “Azuaga Cué”. Allí empezó de barrendero un jovencito llamado Juan Bautista Gaona, quien sería presidente de la República.

El pillaje de los soldados argentinos y brasileños que ocuparon Asunción desde enero de 1869 destrozó “Azuaga Cué” y quedó hecha una tapera.

Juan Agustín Uribe rehabilitó la tienda en 25 de Mayo esquina Yegros. En 1880 se sumó un sobrino suyo, Gregorio Urrutia, a la empresa para formarse después la compañía “Uribe y Urrutia y compañía” y; más tarde, “Urrutia Ugarte y compañía”.

En la tarde del 1 de agosto de 2020, como de la nada, provocado por incendiarios fantasmas que, capaz, están alojados en sus recovecos húmedos, oscuros y abandonados, el humo comenzó a escapar por las altas ventanas de aquel memorable tercer piso de espectadores en pareja de las pasiones indómitas.

De una tapera, “Azuaga Cué”,  a otra tapera, Cine Victoria. en un centro urbano cada vez más abandonado, en donde, de pronto, el humo trepa culebreante hacia el cielo asunceno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here