Los patios paraguayos deben volver a contar con la planta del caqui

0
118

El caqui es una fruta dulce, muy sabrosa, que no faltaban en los patios paraguayos de generaciones pasadas. Hoy, algunos productores lo plantan, sobre todo en las colonias japonesas. Es rica en vitaminas, hidratos de carbono y minerales.

Una fecunda planta de caqui. Fructifica entre la partir de los 4/7 años de edad. Puede alcanzar una altura de 12 metros.

Junto a los cítricos, el pacurí, la chirimoya, el níspero, el durazno, el yvapuru y el yvajhú entre otros, el caqui (Diospyro kaki) fue una de los infaltables árboles frutales que, por demás, aportaba su frondosa sombra.

De pronto en los supermercados se encuentran esta fruta asiática pero adaptada a nuestro clima. Hoy en Paraguay es una suerte de planta exótica cuando hasta 50 años atrás era común en casi todas las casas, sobre todo en los pueblos y compañías.

Su fruta es del tamaño de una manzana pequeña y se la debe consumir bien madura de lo contrario es adobativa, desagradable para las papilas gustativas, lo mismo que el mango y cualquier otra fruta que no estén a punto, excepto la manzana que es palatable incluso en su estado verde.

La planta del caqui puede medir hasta 12 metros de altura, su fruta es amarilla brillante tirando a rojo. La planta fructifica a partir de los 4/7 años de edad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here