Caso Juliette: Escrachan esta tarde a la jueza Blanca Báez en Tobatí

0

Alrededor de 100 personas se congregaron esta tarde frente a la vivienda de la jueza Blanca Báez, encargada del caso de la niña Juliette, desaparecida el 15 de abril pasado. Los manifestantes reclaman acelerar el proceso contra el alemán, pareja de la madre de la niña, al descubrir en su celular fotografías de niñas desnudas, incluso de la desaparecida.

De pronto la calle se llenó de personas enarbolando banderas y carteles con mensajes claros y contundentes a la jueza, cuya oficina se encuentra en la ciudad de Caacupé. La manifestación, inesperada por cierto, de esta tarde fue frente a la vivienda de la magistrada en la ciudad de Tobatí.

Megáfono en ristre, una mujer reclama a la jueza Blanca Báez agilizar los trámites sobre el caso Yuyú y que mande a la cárcel al sospechoso de desaparecerla y de, supuestamente practicar la pedofilia, el alemán.

Megáfono en ristre, una mujer expuso a la jueza que ella (la magistrada) está favoreciendo con su demora “a un pedófilo” y que ella como mujer debe ser la primera en actuar con esa clase de marginales. Sin embargo, hasta las 16.30, la jueza no asomó la cabeza en el portón ni en la puerta de la casa que ocupa.

Los manifestantes, controlados de cerca por algunos efectivos policiales, no se cansaron de hacer ruidos y enviar mensajes a la jueza a través de un megáfono . “Aquí está el pueblo cordillerano, señora, pidiendo justicia, una vez más. Hace casi cuatro meses recorriendo lugares, tocando puertas y, lastimosamente, tenemos que venir a molestarla en su casa porque queremos una solución para ese infeliz pedófilo (Reiner Uberüber)”, vociferó una mujer a través del altavoz.

“Hay miles de evidencia, señora, y la hemos visto por televisión. El Paraguay ha visto. No podemos ser sordos ante tamaña aberración como es la pedofilia, crimen contra nuestros niños y niñas. No al abuso infantil. No a la pedofilia. Esto, señora, había sucedido en este país”.

“Estamos ante una red internacional. Señora, usted tiene la lapicera en sus manos. E firmá jha e mondó carcelpe a los culpables, hay sobradas evidencias en contra de ese ciudadano” (el alemán)”, expuso la manifestante.

La niña Juliette desapareció de la casa donde estaba al cuidado de su madre y del alemán, ambos privados de su libertad. Hasta hoy no se encuentra a la niña.

El abogado del alemán chicanea contra el proceso que se viene siguiendo y todo hace presumir que la jueza seguiría un libreto favorable para aplazar las investigaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here