Areguá sin freno, en el ojo de la tormenta sanitaria

0

Ni con todas las camas, respiradores, insumos, etc., que se cuenten en los hospitales no serían suficientes para atender la cantidad de contagiados en estado grave que necesiten ser internados si la ciudadanía no colabora evitando las aglomeraciones.

Areguá, de nuevo, ayer fue el  contraste de lo que debe ser una ciudad con ocupantes concienzudos verdaderamente preocupados por evitar el contagio del coronavirus. Ni los aregüeños ni los visitantes. Al contrario, ayer en toda la ciudad había una suerte de alegría colectiva con gente apiñada en las calles, en los puestos de ventas en general.

Los hospitales nacionales no darán abasto si no tomamos conciencia de la gravedad de la pandemia. No habrá policía, fiscal, militar que ponga orden en el desorden interno de cada persona, porque el problema principal está en el desenfreno  íntimo de cada uno,  intimidad anárquica que impulsa al individuo a atropellar las barreras del sentido común.

Es necesario reflexionar sobre lo grave que es amontonarse como viene ocurriendo cada fin de semana en Areguá. Las autoridades locales (intendencia, concejalía, gobernación) deben ser los primeros en comprender que no hay otra forma de evitar el contagio con el covid-19 sino aplicando el distanciamiento.

Recordemos todos, sobre todo los aregüeños, tenemos un equipamiento sanitario mínimo insuficiente para casos que pueden darse por el contagio masivo como se daría por la aglomeración de los sábados y domingos en la ciudad.

La imprudencia de mucha gente que, ojalá, quede ahí, en la mera imprudencia, y que no sea causa de la muerte masiva, incluso en las calles porque todas las camas de los hospitales están ocupados por pacientes en estado grave.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here