El Chaco Central en el hito del desarrollo

0
161

Era un desierto, lo llamaban “el infierno verde”. Hoy es el paraje más desarrollado de la Región Occidental a casi cien años de la llegada de los primeros colonos menonitas.  Filadelfia, Loma Plata y Neuland aguardan el momento para recibir a compatriotas paraguayos,  brasileños, argentinos, chilenos, bolivianos y todos aquellos con buena voluntad que circulen por el Corredor Bioceánico.

(Arríba): Izq.,sede de la cooperativa; Der.:estudiantes practicando para el desfile en tiempos de no pandemia. (Abajo): Algodonal en Filadelfia y la planta productora de leche en polvo en Loma Plata.

Entre tanto, en aquellas ciudades del corazón , el gobierno acelera toda gestión para contar con agua dulce proveniente del río Paraguay y abundante energía eléctrica de modo que sus ciudades sean del agrado de sus visitantes.

Era desierto. Hoy son pujantes ciudades, con industrias, centros de educación, hospitales de primer mundo, producción de carne bovina, lechería, algodón, maní e iniciando la producción de otros granos.

El Bioceánico viene con muchas cosas nuevas, desde Iquique y Antofagasta en las orillas del Pacífico hasta Santos, en las del Atlántico. Este “canal de Panamá” de asfalto promete solo desarrollo, cambios positivos, bienestar no solo para los del Chaco Central que, seguro, andarán muy felices, luego de generaciones de puro aislamiento, de expiaciones, castigados con el zurriago de la soledad.

Educación y producción, dos necesidades cumplidas en el Chaco Central para alcanzar el bienestar colectivo. (Arriba): salón auditorio de la cooperativa y, estudiantes practicando deportes en el colegio. (Abajo): El ruedo central de la Expo Isla Poí, una de las más importantes en su género del país.

Esta mañana el presidente de la República está en el Chaco Central con una agenda que cumple desde las 8.00 en compañía de sus principales colaboradores, sobre el cual informaremos en crónica aparte.  Todo con la intención de poner a punto al Chaco Central para cuando la extensa ruta nueva esté habilitada.

Érase alguna vez un lugar infestado de reptiles, felinos, arañas, alacranes, el agobiante viento norte, el calor y la sequía capaz de vencer al desprevenido; eso que hoy convertidos en polo de desarrollo que las autoridades de Asunción están viendo y admirando. Porque Loma Plata, Filadelfia y Neuland son para ver, admirar y desear que Dios nos premie y quedemos a vivir entre sus habitantes.