Así de poderoso es el rayo, hizo astillas de un árbol en Canindeyú

0

El 14 de agosto último el cielo se puso cargado en Villa Ygatimí, Canindeyú. Bramaba, fulguraban los relámpagos, el largo frente de nubes hizo oír su galope de lluvias cruzando las chacras, los bosques y los techos de las casas en la zona urbana. Se intensificó el rugido proveniente de las nubes hasta que la furia del rayo hizo añico al árbol. 

En un grupo de watsapp – Agro Parlamento – el productor agrícola Neivo Fritzem alzó un conjunto de fotos del árbol demolido en una fracción de segundos por el potente fenómeno.

Desde la raíz a la copa, todo astilla, nada quedó, la violencia de un rayo en Villa Ygatimí, Canindeyú.

El rayo, se lee en Internet, puede generar una potencia instantánea de un gigavatio – hora (mil millones de vatios) pudiéndose comparable a la de una explosión nuclear. Mide unos cinco kilómetros de longitud por solo un centímetro de ancho y descarga entre mil y diez mil millones de julios (medida de energía. Un julio equivale al trabajo necesario para producir un vatio de potencia durante un segundo).

De vez en vez, sin embargo, se publica en algún medio del mundo que habiendo caído un rayo sobre una persona a esta nada ha pasado (son casos excepcionales), como el que publicara la revista “Conocer”, número 156, de enero de 1996, pág. 53:

“Un guardabosque norteamericano llamado Roy Sullivan, fue alcanzado a lo largo de su vida siete veces por el rayo, sufriendo solo chamuscaduras, en pelo, cejas, y pequeñas quemaduras en el cuerpo y las extremidades. Al final, y llevando la contraria a su propio destino, Sullivan se suicidó en 1983”.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here