Los primeros locales del Partido Colorado en la capital

0
118

En breves líneas, he aquí el historial de cómo la Asociación Nacional Republicana (Partido Colorado) se hizo de local partidario hasta llegar a instalarse en la calle 25 de mayo de la capital. 

Al principio, los colorados se reunían en una glorieta de la quinta del general Bernardino Caballero para tratar los asuntos partidarios.

Tras el fallecimiento del fundador del partido, sus dirigentes sesionaban en un viejo edificio sobre la calle Benjamín Constant al que llamaban “Mbopicuá” (“sobrellevando penurias”, al decir del arquitecto Tomás Romero Pereira) por su precario estado.

Juan Isidro Ramírez dijo alguna vez que siendo él con Juan Manuel Frutos y Juan E. O´Leary gobernantes colegiados del Partido Colorado, solicitó a un señor de nombre Federico Codas para que le alquilara una casa de dos plantas que poseía sobre la calle Alberdi y que le fue rentada no al partido sino a Ramírez con su garantía personal.

Corría el año 1923.

En este edificio funcionó el local del directorio en la planta alta y; en la baja, el diario Patria. Tanto los muebles para la oficina partidaria como la imprenta para el periódico fueron comprados con dinero aportado por Ramírez, Frutos y O´Leary, mayoritariamente de Ramírez.

En la segunda mitad de la década de 1940 la Asociación Nacional Republicana contaba con un local sobre la calle España.

En 1950 se adquiere la propiedad de la calle 25 de Mayo, bajo la presidencia partidaria de Zacarías Arza, donde el nuevo local fue construido por la firma sueca Christian y Nielsen.

La firma del contrato con la empresa europea fue realizada durante la administración partidaria de Rigoberto Caballero.

La inauguración fue el 26 de octubre de 1957 bajo la presidencia partidaria del arquitecto Tomás Romero Pereira.  Este local es el que alberga hasta hoy al partido hoy en el gobierno.