Cuanto más carteles viales alusivas al campo, mejor; somos país agrícola

0
251

El país sustenta su economía sobre la producción primaria de origen rural, agricultura y ganadería. Así, pues, las chacras motivan la circulación de tractores, cosechadoras, grandes camiones graneleros en las rutas, que demandan cuidado de los conductores que circulan en las áreas de trabajo.

Solo la soja ocuparon en 2019, 3.657.000 hectáreas que corresponden al 8,9 % del territorio paraguayo.

No siempre pero algunas veces es imposible eludir el tráfico de máquinas agrícolas en la ruta. Necesitan ser llevados de uno a otro lugar para producir. Que los conductores manejes con cuidado y practiquen la tolerancia con quien guía la ma´quina, al fin de cuentas es para producir dinero para la nación.

La siembra de la soja, alternada con el trigo, el maíz y un poco con el girasol en Paraguay moviliza un parque de maquinaria que solo viendo es posible de creer.

Miles de tractores y cosechadoras, así como de implementos agrícolas móviles, a cuales más grandes que otros, requieren también usar las rutas asfaltadas para llegar de uno a otro lugar vecino para producir.

Por eso, en las áreas granera, sobre todo, es importante contar con carteles viales que indiquen que se está en zona eminentemente agrícola y que, por tanto, los conductores deben apelar a la paciencia si, de pronto, marchan algunas máquinas pesadas en la ruta y utilizadas para sembrar, cuidar y cosechar los plantíos de la zona por donde está circulando.

De esas chacras surge la soja que permite recaudar al país no menos de 3.000 millones de dólares al año; el trigo, con el cual se elabora el pan genuínamente nacional; el maíz, con el cual se engordan las aves, el cerdo y los bovinos que, a su vez son fuentes de proteínas para los humanos.

¿Qué significa un cartel con un tractor como ilustración?, que se debe conducir con precaución, visto y considerando que esas máquinas son lentas. Hay cosechadoras que a más de ser lentas, son muy anchas, no diseñadas para andar por las rutas, pero,como no hay reglas sin excepción, sus dueños deberían tener el derecho de movilizarlas en las rutas del área de su influencia hasta la chacra próxima si hubiera necesidad.

Así pues, dos cosas son importantes plantear como temas de discusión positiva: 1)- las señalizaciones debidas en las áreas rurales y; 2)- la tolerancia del conductor hacia quien conduce una máquina agrícola en la ruta.

En este sentido, carece de legitimidad la medida que prohíba circular tractores y cosechadoras en las rutas que cruzan las áreas agrícolas.