Piden auxilio al Gobierno argentino para que muerte de un adolescente no quede impune

0

Los padres de Nazareno Rovegno Aresse, adolescente que falleció en junio tras una explosión a raíz de la fuga de gas mortal de dos camiones que estaban siendo ¨manipulados¨ en un taller improvisado en forma indebida y sospechosa en Villa Elisa, cuestionan irregularidades en el proceso penal y recurren a la embajada y consulado de Argentina en nuestro país para que se haga justicia. El abogado de la familia, Federico Campos López Moreira, alerta de la inobservancia de dolo eventual en contra de los responsables.

Según la nota presentada por los ciudadanos argentinos, Roberto Rovegno y Silvina Aresse, solicitan el auxilio de su representación diplomática para que a través de la relación consular o diplomática se proceda según corresponda a derecho para requerir un informe al Ministerio Público sobre la causa N° 1252/20 Caratulada: “ABILIO MORALES ORTELLADO S/ HOMICIDIO”.

Los padres del joven, dicen observar que en el proceso penal existirían hecho graves de corrupción, tráfico de influencias, posibles actos de cohecho pasivo y soborno que hacen que a la fecha no están imputados todos los autores y responsables directos de la muerte u homicidio con el tipo de dolo eventual de su hijo Nazareno Rovegno Aresse .

Aseguran, que existiendo pruebas flagrantes de una cadena de responsables de la triste y dolorosa muerte de su hijo, hoy también son víctimas de la injusticia y la corrupción en el desarrollo de la causa.  La familia Rovegno Aresse, agradece el acompañamiento y preocupación de las autoridades argentinas para que se esclarezca el luctuoso suceso.

En aquella explosión a parte de la muerte del joven de 17 años, también resultaron heridos su hermano mayor y otras 6 personas que se encontraban y formaban parte del taller. La fiscalía imputó a Javier Morales Ortellado y a un sobrino suyo por homicidio doloso pero no presentó ninguna acusación en contra los responsables del camión cisterna.

Abogado Federico Campos López Moreira

Por su parte, el abogado Campos López Moreira, explicó que en el lugar supuestamente se realizaba ordeñe de gas pero ellos dicen que estaban arreglando un camión de gas. “Ese tipo de vehículos cisternas no se arreglan al lado de una despensa y un gimnasio, los camiones de gas se arreglan, en primer lugar vacío y en lugares con 15 kilómetros fuera de radio explosión. En Villa Elisa hay un lugar que se llama SICA, que está habilitado por el instituto Nacional de Tecnología, Normalización y Metrología (INTN) y organismos internacionales, pero estos tipos llevaron a un tallersucho, supuestamente para arreglar, camiones altísimamente explosivos sin permiso de la autoridad competente y eso es dolo eventual”, sentenció el abogado.

Además, detalló que uno de los vehículos trasportadores de gas, pertenece a KyM SRL, mientras que el otro pertenecía a Ausberto Ortellado, propietario de la empresa Gas Total S.A de, emblema fraccionador y repartidor del “gas explosivo” y quien a la vez, es pariente de Morales Ortellado, dueño del taller irregular, donde se registró la explosión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here