Transportó a los soldados, los restos de Lynch y salvó a un presidente argentino

0
Por Efraín Martínez Cuevas, Redacción central Cuarto Poder

Fue construido junto a su gemelo, el “Humaitá”, en un astillero italiano en 1931. El “Paraguay” junto con su “hermano” sirvieron para transportar soldados hasta Casado para que los “verde´o” continuar viaje en tren hasta el frente de batalla. Las heroicas cañoneras de nuestra nación. 

Transportó soldados al frente de batalla, al igual que su gemelo el “Humaitá”. Sin ambas cañonera capaz que la historia no haya sonreído al Paraguay.

Hoy el presidente de la república y demás altas autoridades abordaron la nave. Mario Abdo Benitez, en su carácter de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de la Nación reafirmó el pabellón nacional en lo alto de su mástil. Un momento histórico en tiempos de paz, 51 años después de haber dejado de navegar.

Rescató a Juan Domingo Perón en 1955. En la foto el presidente exiliado y el entonces embajador paraguayo en Buenos Aires, Juan R. Chávez.

Este buque tiene registrado en cada centímetro cuadrado de su estructura de hierro y acero la historia de 90 años de la patria, desde las peripecias de aquellos viajes amenazados por los bombarderos bolivianos hasta los peligros de un inminente ataque en el Río de la Plata por la armada y la aviación argentinas.

Transportó los restos de Elisa Alicia Lynch y que descansan en el Cementerio de la Recoleta.

Si el buque pudiera hablar contaría como Homero para la Iliada, como Julio César para la inmortalidad de Roma; como Theodor Mommsen, el gigante de las ciencias históricas, para la honra de la Academia Sueca que le otorgó su Premio Nobel en 1902.

Fue protagonista en el desenlace del enfrentamiento armado en Argentina, transportando al presidente del país vecino hacia el puerto asunceno en su exilio de 1955, un episodio lleno de peligros, completado transbordando un no menos histórico avión “Catalina”.

Oficialmente, por orden del Comandante en Jefe de las FF.AA., Mario Abdo Benítez, el cañonero vuelve a navegar nuestros ríos ya en su rango de buque insignia de la armada paraguaya.

Poco después, en la aurora de la década de 1960, la nave transportaba los honorables restos de Elisa Alicia Lynch en el marco de una tocante y merecida ceremonia dedicada solo a los héroes.

Hoy el presidente de la república, Mario Abdo Benitez, al reafirmar la tricolor en su mástil principal lo declara buque insignia de la Armada Paraguaya y escuela para los futuros oficiales de dicha fuerza.

Lleno de glorias, el cañonero “Paraguay” vuelve a surcar las aguas de nuestros ríos, como un delfín de paz, como el gigante que siempre fue.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here