Inacción del MADES ante inminente desaparición de patrimonio natural

0

El Ministerio del Ambiente (MADES), a cargo de Ariel Oviedo, sería la principal responsable de que el Islote de Remanso, importante patrimonio natural para la conservación de varias especies de aves, haya sido consumido hasta ahora prácticamente a la mitad de su superficie original, debido a los trabajos de refulado (dragado para relleno con arena del río) que la empresa Signature Refulado SRL viene realizando para el complejo turístico que la firma Vimérica S.A. tiene proyectado en la Isla San Francisco.

En efecto, el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADES), ha ignorado las sucesivas denuncias contra la empresa Signature Refulado SRL, y, pese a haber constatado los hechos “in situ” no hizo absolutamente nada para evitar que vaya desapareciendo el Islote de Remanso.

De acuerdo a los antecedentes, en noviembre de 2017, ya en la parte final del gobierno de Horacio Cartes, la empresa Vimérica S.A., cuyo director es el boliviano Rodrigo Iturralde Costa, consigue la adjudicación de la Comisión Nacional de Juegos de Azar (Conajzar) para la “Concesión de explotación de un casino de juegos de azar en el Departamento Central bajo condición de inversión”.

A pesar de los cuestionamientos administrativos al contrato de concesión de la Conajzar, la empresa Vimérica S.A. anunció la construcción del casino, además de un hotel y otros atractivos turísticos, en la Isla San Francisco (distrito de Limpio), una propiedad privada con una superficie aproximada de 37 hectáreas, perteneciente a la familia Robinson.

Ariel Oviedo, ministro del Ambiente.

Y aun cuando el estudio de impacto ambiental presentado por Vimérica S.A. señalaba que el único impacto positivo sería la creación de mano de obra (es decir que se destruiría prácticamente todo el ecosistema de la isla), la entonces Secretaría del Ambiente (hoy MADES) aprobó dicho estudio y otorgó la licencia ambiental pero únicamente para el refulado (relleno hidráulico) a través de dragas que succionan la arena del rio y la descargan sobre la isla para nivelar el terreno. La licencia aprobada es para el movimiento de unos 3.000.0000 de m3 de sedimentos aproximadamente.

“El impacto que la construcción producirá sobre la fauna se deberá a la reducción del ecosistema existente en el área puesto que en el predio perteneciente al proyecto, se realizará la remoción de la vegetación, lo cual producirá la disminución del hábitat de ciertas especies de reptiles y aves principalmente”, sostiene el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) encomendado a la consultora New Land S.A. 

Sobre el Componente Flora señala igualmente: “El principal impacto sobre el componente flora asociado a los procesos constructivos es la alteración y/o deterioro del hábitat. Específicamente las comunidades vegetales que serán removidas del predio serán los matorrales de transición”. “Además, podría ocurrir la introducción de especies exóticas y dañinas en caso de que se utilicen esas especies para el paisajismo”, dice inclusive el EIA.

A pesar de esto, el organismo encargado de administrar los recursos naturales del país, el MADES, otorga la licencia a la empresa Vimérica S.A. para que realice el refulado de la propiedad y para el efecto contrata a la firma Signature Refulado SRL.

Este, según la licencia ambiental otorgada a Vimérica S.A., tiene bien delimitado el área de donde puede extraer la arena para el refulado que es solamente alrededor de la Isla San Francisco.

Sin embargo, y aquí viene lo grave, Signature SRL no se limita a esa área sino que cruza el cause del río y llega hasta el Islote de Remanso, patrimonio natural del Estado, de donde comienza a extraer la arena en total contravención a las disposiciones y leyes ambientales.

La empresa Signature Refulado SRL, propiedad de Norman y Paul Hellmers, fue denunciado ante el MADES, por realizar el refulado para Vimérica S.A. extrayendo arena del Islote de Remanso. A raíz de las denuncias, se realizaron varias fiscalizaciones constatándose en todas ellas que la empresa Signature SRL efectivamente se encontraba extrayendo arena del islote.

“Nos constituimos en la zona del Rio Paraguay, específicamente en las cercanías de la Isleta…Gregori Haneman, quien nos condujo a través de una lancha hasta el sitio donde se encuentra la Isleta donde supuestamente se estaría realizando trabajos de refulado por parte de la empresa Signature contratada por la empresa Vimérica… una vez en el lugar constatamos la existencia de una draga que en el momento de nuestra constitución no se encontraba en funcionamiento, a nuestro requerimiento del porque (sic) la draga se encontraba en el sitio, el encargado respondió que en el transcurso de esta semana la misma sería retirada del sitio cercano a la Isleta”, señala el Informe N° 2145/2018 del 19 de noviembre de 2018, firmado por Roberto Arias, Fiscalizador Ambiental.

“Pudimos constatar que la extracción lo realizan del sector de un banco de arena tipo isleta con presencia arbustiva modificando la condición natural a consecuencia del trabajo de extracción de arena”, dice textualmente el Informe N° 1713/ 19 del 30 de agosto de 2019 de la Dirección de Fiscalización Ambiental Integrada del MADES, firmada por el Fiscalizador Ambiental, Hugo N. Benítez.

“En fecha seis de setiembre del año en curso nos constituimos en el lugar denominado Remanso, distrito de Mariano Roque Alonso, donde fuimos recibidos por personas pertenecientes al Sindicato de Pescadores Profesionales del Río Paraguay… Durante el recorrido, los representantes del sindicato mencionaron que algunos riachos ya se encuentran afectados por los trabajos de relleno con arena lavada… se observaron acumulación de agua formando una especie de laguna. Asimismo refieren la afectación de un banco de arena (isla) por la extracción de material (arena lavada) para la ejecución del proyecto”, sostiene igualmente el Informe N° 1769/19 del 12 de setiembre del año pasado formado por Rocío Jazmín Mendoza, Fiscalizadora Ambiental.

El 24 de octubre de 2019, según Informe N° 1990/19, se vuelve a intervenir la Isleta por denuncias de Alteración de las Condiciones Naturales. “En el lugar se ha constatado la alteración de las condiciones naturales de lo que sería aparentemente una Isleta a consecuencia del refulado… Se observó que dicha Isleta ya se encuentra dividida en dos bloques, que en su condición natural era uno solo, la actividad del refulado lo están realizando para relleno y nivelación de la Isla San Francisco…”

“El encargado de la empresa (Signature) contratada para el refulado no contaba con el Plan de gestión Ambiental ni el Estudio correspondiente en el lugar, a fin de determinar el impacto causado a la Isleta a consecuencia de los trabajos, o que esté contemplado en el Estudio de Impacto Ambiental, motivo por el cual se solicitó el cese de refulado, lo que sería la Isleta, no así el refulado en otra sección del Río”, dice claramente el citado informe firmado por la Fiscalizadora Ambiental Fanny Torales.

En definitiva, el MADES siempre estuvo en conocimiento de que la empresa Signature SRL realizó los trabajos de refulado en la Isleta de Remanso de manera totalmente irregular, sin Estudio de Impacto Ambiental (EIA), sin la licencia ambiental correspondiente, incluso violando el Artículo 8° de la Licencia Ambiental otorgada a Vimérica S.A. para la Isla San Francisco, que claramente establece: “El responsable deberá delimitar y señalizar debidamente el área de extracción de arena…”

Mientras el MADES, a cargo de César Ariel Oviedo, hace la vista gorda a todas estas graves irregularidades, tiende a desaparecer inexorablemente un patrimonio natural del Estado paraguayo, con la extinción del Islote de Remanso que sirve de hábitat a numerosas especies de fauna y flora de nuestro país.

Recordemos que para el lunes está prevista una audiencia pública para tratar este tema ante la Comisión Nacional de Defensa de los Recursos Naturales (CONADERNA) en la Cámara Alta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here