Caso inaudito: En pleno juzgado de Niñez violentaron a niño de 11 años para que vuelva con su madre, denunciada por agresión

0
141

El polémico caso del menor de 11 años que decidió vivir con su padre luego de afirmar que sufrió agresiones cuando vivía con la madre sigue paralizado en el Poder Judicial. La mamá, ignorando la decisión del menor, comenzó la tercera campaña en redes sociales en busca de recuperar la custodia de su hijo, con quien vivió hasta el año pasado y casi no le dejaba ver al progenitor.


El 3 de octubre pasado el menor de 11 años fue forzado a empujones a volver con su madre, quien fue acusado por el niño de agresión.

Ayer se cumplió un mes de que el Juzgado del Segundo Turno de la Niñez y Adolescencia de Asunción, a cargo de la jueza Alice González de Lorenzi, intentó entregar a la fuerza a un niño de 11 años que denunció ser maltratado por la madre desde el 2017 y se rehusa a volver con ella.

Cabe destacar que todas las denuncias por parte del niño hacia de la madre fueron realizadas cuando el menor convivía con la progenitora en un régimen de relacionamiento en el cual la madre tenía más del 80% del tiempo. Estas denuncias fueron enviadas a la Fiscalía por un juez de Niñez y no por el padre, como quiere hacer instalar en los medios de comunicación la madre.

En el Ministerio Público, tanto como en victimología, los resultados arrogaron que la madre maltrataba al niño en forma física y psicológica. Se pidió que se realice Cámara Gesell en Febrero 2020 y se tomen las medidas para precautelar la integridad física y psicológica del niño. Hasta la fecha no se ha realizado la Cámara Gesell ya que la madre se opone a ello. Alega revictimización del niño, a sabiendas que con este procedimiento se podrá determinar que realmente ocurrió y están dadas todas las garantías a ambas partes.

Algunos funcionarios del fuero de la niñez que siguen este particular caso indicaron que por una parte la madre alega no querer revictimizar a su hijo, pero por el otro no tiene objeciones que su hizo sea arrastrado a la fuerza por los juzgados de niñez. Hay vídeos en los cuales se observa a los abogadas de la madre, Norma Álvarez, María Paz Gugermini y María Amalia Rachid, forcejeando con el menor y queriéndole retener a la fuerza para llevarlo con la madre, a quien el niño acusa de haberlo ahorcado y dejarlo sin aire en un par de ocasiones.

También en esos vídeos se observa a la jueza Alice González de Lorenzi estirando al niño. La magistrada debería ser la primera persona en precautelar la integridad del niño y no estar forcejeando con el mismo. Más aún a sabiendas que hay un juicio de convivencia donde se va a delimitar el régimen de relacionamiento con ambos progenitores, señalaron los funcionarios judiciales.

Recordaron que también hay una revinculación entre madre e hijo, llevado a cabo por un psicólogo amigo de la madre. El 4 de junio del 2021, el niño declaró en el juicio de convivencia y mandaron cerrar la declaración del niño a modo de proteger a la madre de ser imputada por maltrato. Lo que correspondía era enviar esta declaración a la Fiscalía. Varios agentes del Ministerio Público han pedido la declaración, pero a la fecha no se ha remitido dejando en indefensión al menor.

Se presume que en esa declaración hay varias evidencias de maltrato que la madre nuevamente propinó a su propio hijo en el año 2020. Otro punto observado por lo que siguen el caso es que familiares del la madre atropellaron el juzgado de la Dra. De Lorenzi para llevar arrastrado al niño en contra de su voluntad y sin ser este escuchado. Hasta la fecha, estos hechos han quedado impune debido al tráfico de influencias que manejaría la madre, quien siempre acude a sede judicial acompañada de una horda de fanáticos religiosos que oran frente a los juzgados con lo cual más miedo infunden al niño. La magistrada mencionada nada hizo a pesar que más e veinte personas estaban frente a su juzgado, siendo directa amenaza a la integridad física y psicológica del niño.

La incidentada audiencia de hace un mes terminó luego de tres horas, con el menor convulsionando y siendo atendido por paramédicos del Poder Judicial.

Trascendió que la madre y sus familiares tienen una cercana relación con la jueza el tercer turno Graciela Fernández de Bilbao. Afirman que esta no solo se declaró amiga de Clarisse, sino que se suelen reunir en un exclusivo club de la avenida Mcal. López a charlar de la causa y a darle sugerencias sobre que hacer en las causas judiciales. La jueza citada es la que designó a un psicólogo amigo de la madre para realizar la revinculación entre madre e hijo, comentaron en el Poder Judicial.

Incluso, la cuñada de la mencionada magistrada es una de las propulsoras de la campaña  #JusticiaparaClarisse, movimiento creado luego de que el pasado 4 de octubre las abogadas de la madre hayan maltratado al niño frente a todo un juzgado de niñez a los empujones , malos tratos verbales y gritos. Esta estrategia se habría creado para no llamar la atención sobre los hechos ocurridos ese 4 de octubre. Los funcionarios del fuero de la Niñez indicaron que cualquier ciudadano normal que atropelle un juzgado de Niñez y estironee a un menor estaría mínimamente imputado.

Otro objetivo de la campaña sería acallar los supuestos hechos de violencia ejercidos por la madre a su hijo. Las campañas de organismos internacionales sobre la violencia a menores advierten que “los maltratadores mienten, los niños no. Hay que escuchar a los hijos cuando no quieren estar con alguien”. Por su parte, la defensa del padre insisten que el niño sea escuchado, tal como lo garantiza la ley, Piden además  que se envíe a Fiscalía la declaración del niño del 4 de junio 2021.