Un muy mal maquillado presidente pinta un país de maravillas

Publicado:

Lejos de hacer un relato que exponga la realidad del país, el Presidente de la República, Santiago Peña Palacios, presentó su primer informe de gestión a la ciudadanía, sin exponer la realidad de lo que vive la población.

El Mandatario, quien apareció excesivamente maquillado y con evidentes retoques en el rostro, dio su primer informe de gestión ante el Congreso de la Nación, también maquillado con una realidad cósmica.

El foco de su discurso, y sin ningún ahorro de calificaciones negativos, fue el expresidente Mario Abdo Benítez, culpándolo de todos los problemas del país, y conste que ya hace casi un año que dejó las riendas del país.

Como es de público conocimiento, este gobierno está aplazado en materia de seguridad y pese a que el propio ministro Enrique Riera anunció recientemente con bombos y platillos que éramos el país más seguro de la región, conforme a un informe extraído de redes sociales de España, debió retroceder en sus dichos, hacer un mea culpa y reconocer lo que ya todos sabemos, el gobierno está aplazado en seguridad.

Este gobierno también tiene un aplazo rotundo en obras de infraestructuras, ya que el MOPC, no pudo llevar adelante la construcción de una cuadra de empedrado desde que asumió Peña, es más, las únicas obras que inauguran es la llevada a cabo por el expresidente Abdo, «el culpable de todo». Muy floja y nula la labor de la ministra de Obras, cuyo único mérito es ser muy cercana a la esposa de Peña.

También la realidad lacerante olvidada por el presidente, es la que sufren a diario los pasajeros de servicios públicos, quienes aparte de padecer las reguladas de ómnibus, deben viajar hacinados y sin ninguna comodidad en vehículos obsoletos e inseguros, es decir, el gobierno se limitó a observar y negociar con los transportistas que siempre se salen con la suya, pero a favor del ciudadano, no se ven mejorías.

El discurso de Peña fue realmente lamentable y sin contenido; es más, hasta se notó la improvisación y el aplazo de los escribientes, como ya se dijo, el que en campaña se presentó como el más capaz, resultó un verdadero «técnico de PowerPoint» como los hay muchísimos en el país.

El discurso hizo recordar a lo que prometía en mítines de barricada durante su campaña, y le llevó casi un año darse cuenta de que todos los males del país, tiene nombre y apellido Marito Abdo, tal vez lo nombró tantas veces con el objetivo directo de congraciarse con el patrón.

Lo cierto y concreto es que hasta ahora, no vemos avances significativos en la gestión del gobierno, y de todo lo que se vanaglorió son logros y conquistas del gobierno anterior, a lo que el dio continuidad, y ponemos como ejemplo las rutas del país, la habilitación del mercado de la carne en países como EUA y Canadá, los puentes que integran al país con el exterior, la ruta bioceánica, y los operativos inherentes a la seguridad de la nación, que empezaron con el gobierno anterior y se culminó o se dio continuidad en el suyo, más de eso, nada nuevo bajo el sol.

Entonces este discurso vacío, sin contenido y lo peor, sin ningún logro autónomo, dan cuenta de un aplazo en este primer año de gobierno, estamos aún a tiempo de que todos los habitantes del Paraguay «estemos mejor», y no solamente ellos. 

Compartir la publicacion

Subscribete

spot_imgspot_img

Popular

Más como esto
Related